Bienestar

Razones para realizar actividad física

Hacer ejercicioNacemos con un cuerpo que nos tiene que durar toda la vida. Es el instrumento que nos permite desplazarnos y relacionarnos. No podemos sustituirlo o cambiarlo por otro. Es decir, nuestro cuerpo somos nosotros mismos y sus limitaciones, son nuestras limitaciones. Somos un todo y cuando una parte de nuestro cuerpo no se encuentra bien, termina afectando a la totalidad.

Son muchas las razones que nos pueden llevar a entrenar, a cuidar nuestro cuerpo. Por diversión, por estética, para relajarnos y eliminar el estrés del trabajo, para tener mayor capacidad física, para relacionarnos socialmente, por salud, recuperándonos de alguna lesión o enfermedad, pero también por necesidad, porque forma parte de nuestra profesión. Es decir, las motivaciones son muy diversas según los intereses particulares de cada uno. Todas ellas válidas y con un denominador común: el cuerpo. ¡Ese gran olvidado! “La cárcel del alma” (San Agustin). Pero según todas las evidencias prácticas y, recientemente, científicas, demuestran la necesidad de ejercitarlo, de moverlo, para estar sano física y mentalmente. Cada vez son más los estudios científicos que demuestran cómo el ejercicio, el desarrollo de las cualidades físicas, potencian las capacidades intelectuales y el bienestar-equilibrio emocional.

Cada día disponemos de más horas para dedicarlas a nosotros. La actividad física es uno de los medios más importantes y extendidos de la ocupación del tiempo libre. Esta ocupación “activa” del tiempo libre nos llena de bienestar al reducir los niveles de ansiedad y estrés, al combatir los efectos negativos del sedentarismo, provocado por la gran cantidad de horas que pasamos sentados en el trabajo y en los medios de transporte. Ayuda a la regulación del peso corporal provocado por una alimentación rápida y desequilibrada en sus cantidades y nutrientes.

El “trabajar” nuestro cuerpo produce una mejora de la autoestima al vernos mejor, una gran satisfacción y alegría al sentirnos hábiles y capaces, así como una mejora de nuestro estado de ánimo al liberar endorfinas (hormonas del bienestar) que mitigan el dolor y producen sensaciones placenteras, permitiendo ver los problemas desde un punto de vista más relajado. Siempre me ha llamado la atención ver la cara de una persona estresada antes y después de un entrenamiento. Nada que ver.

Una de las grandes ventajas de la actividad física es que está al alcance de cualquier bolsillo. De acuerdo que no todo el mundo puede jugar al golf, esquiar o navegar a vela, pero sí puede andar durante una hora y hacer un poco de gimnasia de fortalecimiento, o jugar un partido con los amigos.

Las amistades que hacemos en los gimnasios, en los campos de deporte, pese a tener ocupaciones distintas, comparten con nosotros una afición común: el gusto por el movimiento, por verse bien, por llevar una vida sana. Las relaciones que se producen a través del deporte son más intensas.

Actualmente estamos preocupados por la estética, y no es para menos, nuestro aspecto es nuestra carta de presentación. Un aspecto sano dice mucho de una persona. Estudios realizados, uno recientemente en Suecia, otorgaban cualidades como la simpatía, la honradez, mayor inteligencia y capacidad de trabajo a las personas con un aspecto sano. Sólo hay que fijarse en las campañas publicitarias, ¿qué imagen tienen sus modelos?

El ejercicio físico para algunas personas es un auténtico trabajo. Sus cualidades físicas les ayudan a ganarse la vida. No solamente hay que pensar en los deportistas profesionales, sino en una amplia lista de profesiones como acróbatas, bomberos, policías, militares, espeleólogos, investigadores en la naturaleza, etc.

El tiempo dedicado a nosotros mismos, a cuidarnos, no es tiempo perdido, sino una excelente inversión. Cuidarse es quererse y es ofrecer lo mejor de nosotros a los demás.

Todos podemos hacer ejercicio. Todos podemos encontrar una actividad que nos motive, que se ajuste a nuestras necesidades y gustos como un traje a medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *