Entrenamientos

Las plataformas vibratorias en el entrenamiento

Beneficios de la plataforma vibratoria a nivel muscularEn el mundo del entrenamiento personal encontramos continuamente novedades que llaman fácilmente la atención tanto del entrenador como del usuario. Desde hace relativamente poco, las plataformas vibratorias son un buen ejemplo de esto. Dentro de su simple funcionalidad, con una base que vibra y en la que nos ponemos encima para realizar ejercicio, se pueden obtener beneficios notables a nivel muscular, articular y nervioso.

Su uso está un poco restringido, ya que personas que sufran hipertensión, lesiones o tirones recientes, jaquecas y migrañas, embarazadas y personas con problemas del sistema nervioso no pueden usar este tipo de maquinaria ya que las vibraciones constantes pueden resultar perjudiciales.

El efecto beneficioso de este método se reduce a que al sentir la vibración acoplada, nuestro cuerpo instintivamente pone en funcionamiento un sistema extra de estabilización muscular, aparte del usado durante el propio ejercicio, lo que hace que indirectamente se trabajen más fibras musculares de forma inconsciente.

Hay que saber usar este tipo de máquinas correctamente, tanto si es nuestro entrenador quien nos aconseja como si optamos por ella libremente, cogiendo las posturas idóneas por las que nuestros músculos recibirán el aporte extra y correcto por la vibración.

A nivel de propiocepción (sentido que informa al organismo de la posición de los músculos) se ha visto un gran avance con el uso de este tipo de máquinas. También se han visto mejoras notables a modo de tonificación general, por la manera de contraer el músculo de forma estática o dinámica durante los periodos de ejercicio, siempre de forma continua.

Los periodos de ejercicio en estas máquinas son cortos y se regulan según varias repeticiones de tiempo entre 30 segundos y un minuto cada sesión de ejercicio seguido, y con un total de entre 5 y 10 ejercicios distintos, lo que hace que tenga una alta funcionalidad, ya que en poco tiempo, se trabaja el músculo en un porcentaje bastante alto.

Así mismo, tiene sus limitaciones, ya que tiene efecto nulo para pérdida de peso, porque se basa en sesiones de corta duración y con una dinámica de ejercicio que no acelera mucho la frecuencia cardíaca, sin influir en un agotamiento cardiorrespiratorio excesivo. Resumiendo, no son máquinas aeróbicas y está más que comprobado que la mejor forma de perder peso es el ejercicio aeróbico, aunque también está comprobada su eficacia en otros campos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *