Bienestar

Tai Chi, meditación en movimiento

Técnicas de relajaciónLas técnicas de relajación nos ayudan a afrontar las tensiones del día a día reduciendo el estrés y la ansiedad. Una de las técnicas de las que ya hemos hablado y que aportan grandes beneficios a nuestro cuerpo y mente es el yoga.

En este artículo nos centraremos en el Tai Chi, otra forma de relajarnos y alcanzar el equilibrio físico y mental. A veces se describe este tipo de práctica como ‘meditación en movimiento’ porque aporta serenidad a través de movimientos suaves y moderados y estiramientos, conectando de este modo la mente con el cuerpo.

Originalmente se desarrolló en China como técnica de defensa personal, pero su evolución hacia un ejercicio elegante y dócil lo ha convertido en una técnica perfecta para la reducción del estrés y la mejora de problemas de salud física y mental.

Cada una de las posturas y movimientos, llevados a cabo durante la práctica del Tai Chi, evolucionan hacia la siguiente sin pausa intermedia, asegurando que el cuerpo esté continuamente en movimiento. Hay más 100 movimientos y posiciones, muchas de las cuales reciben nombres de animales o elementos naturales.

Independientemente del tipo de Tai Chi que sea (hay varios estilos enfocados a tratar diferentes cosas), todos incluyen patrones rítmicos de movimiento coordinados con la respiración que ayudan a la persona a alcanzar el estado de calma interior.

La concentración que requiere la práctica del Tai Chi asegura que la persona que lo practica tenga que poner todos sus sentidos en ello, apartando todas sus preocupaciones y distracciones por un momento.

Además, como la mayor parte de las técnicas de relajación, el Tai Chi no requiere desembolso económico alguno, y puede realizarse tanto al aire libre como dentro en un lugar cubierto, y tanto sólo como en grupo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *