Bienestar

Consejos para cuidar nuestra espalda

Nuestro día a día está repleto de movimientos básicos que repetimos cientos de veces, ya sea para dormir, coger objetos, sentarnos… Muchos de los dolores de espalda, tanto en la zona lumbar como en la zona cervical, vienen provocados por errores en estos movimientos de la vida diaria.

Desde Trainido, te damos algunos consejos para que vayas sin dolores y bien recto por la vida:

– Para dormir, se aconsejan colchones de dureza intermedia, almohadas anatómicas y colocarnos de lado o boca arriba. No se debe dormir en colchones muy blandos o duros, con almohadas excesivamente grandes que tuerzan demasiado el cuello, ni colocarnos totalmente boca abajo.

– Para coger un objeto desde el suelo, debemos agacharnos flexionando las rodillas manteniendo la espalda recta y no inclinarnos hacia delante sin flexionar las rodillas

– Si vamos a estar de pie parados mucho rato, es aconsejable apoyar un pie sobre un alto o un escalón, para relajar la columna, además de cambiar de posición con frecuencia, y no dejarnos caer sobre nosotros mismos, sino manteniendo la forma con un mínimo tono. Asimismo, no debemos mantenernos quietos mucho rato, ni con los pies totalmente parados.

– Al sentarnos, deberemos hacerlo en la esquina posterior del asiento, para poder apoyar la espalda totalmente sobre el respaldo, estando erguidos y las piernas paralelas, sin inclinarnos en exceso ni forzando la curvatura de la espalda.

– Si vamos a caminar con mochila o bolso, lo haremos colgado de la espalda repartiendo el peso entre ambos hombros y no sobre uno, ya que el peso desnivelado es malo para la correcta postura.

– Al conducir, hay que intentar llevar la espalda apoyada en su totalidad y los brazos y piernas semiflexionados y a la anchura de las caderas, sin estar ni muy flexionada, ni muy estiradas.

Si tenemos en cuenta estos pequeños consejos como complemento a nuestro tiempo de ejercicio diario, nuestra espalda nos estará muy agradecida, así que tenlos en cuenta en tu actividad diaria y verás como notas mejoría.

Cómo nos debemos sentar

3 comentarios

  1. Mi dolor de espalda se debía prinpicalmente a estar demasiadas horas delante del ordenador. Un amigo me recomendó que me comprase un “ratón ergonómico”, suena raro pero los hay en el mercado, y desde entonces he notado una mejoría bárbara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *