Entrenamientos

¿Qué ejercicios podemos realizar en la playa?

Arena y mar, ¿se os ocurre mejor entorno para trabajar con nuestro cuerpo? Podemos aprovechar para hacer ejercicio específico de mantenimiento en la playa.

A continuación, os enumero las posibilidades que ofrece un entorno con unas características tan especiales a la hora de practicar actividad física y algunos consejos a tener en cuenta a la hora de realizar ejercicio en la playa. ¿Os animáis?

A nivel de posibilidades contamos con dos medios muy diferentes: la arena y el agua, lo que multiplica nuestras posibilidades a la hora de planificar nuestras sesiones de ejercicio: escogiendo sólo uno de los medios o realizando sesiones mixtas en la arena y el agua.

Las características principales de la práctica de ejercicio en la arena son varias:

La primera es que las irregularidades del terreno convierten a la arena en un buen lugar para desarrollar el equilibrio, la propiocepción, para hacer sesiones de fuerza-resistencia… La actividad física que se puede desarrollar en el agua también es variada, y no se limita ni mucho menos a nadar.

Podemos hacer ejercicios de fortalecimiento, os recuerdo que el trabajo en el agua tiene como principales características el hecho de que la flotabilidad disminuye la acción de la gravedad, lo que permite hacer ejercicio sin apenas impacto articular. El agua nos ofrece la posibilidad de encontrar una resistencia constante al movimiento, independientemente de la fase del ejercicio en la que nos encontremos, pues impide el avance en cualquier dirección. Además, el agua es un excelente termorregulador, por lo que si hacemos ejercicio a una hora a la que el calor apriete algo más de lo aconsejable, realizarlo dentro del mar nos ayudará a mantener la temperatura del cuerpo dentro de los valores aconsejables.

Si estáis decididos a realizar un poco de ejercicio en la playa, tomad nota de estos consejos para ponerlo en práctica:

– Lo primero que debemos tener en cuenta es que estamos en verano, así que por mucho que tengamos el agua al lado, lo suyo es que evitemos las horas centrales del día, y elijamos las horas más frescas para entrenar, madrugando o al final del día, yo personalmente prefiero al atardecer (además está demostrado que el rendimiento humano es superior en la segunda mitad del día, cuando cuerpo lleva ya unas horas activado).

– Segundo aspecto a tener en cuenta es el tema del sol, si vais a aprovechar para entrenar en traje de baño, cuidad vuestra piel con un protector solar adecuado. Los ojos son el gran olvidado en este sentido y el sol también puede dañarlos. Así que por vuestra salud ocular, y por la comodidad que os proporcionará, entrenad en la playa con unas buenas gafas de sol.

– La hidratación en la época estival es más importante que nunca. Ya no es sólo por una cuestión de rendimiento, es que vuestra salud está en juego. Si vais a entrenar a la playa llevad una botella de agua, y usarla antes, durante y después del entrenamiento.

– Un consejo especialmente dirigido a los corredores. Son muchas las personas a las que les gusta correr por la arena de la playa, en la orilla del mar. Está claro que si se lleva a cabo a las intensidades adecuadas como ejercicio cardiovascular es excelente, pero el desnivel de la orilla de muchas de nuestras playas puede hacer (si corremos frecuentemente en estas condiciones) que nos surjan problemas de cadera, ya que la mecánica del gesto está modificada por la inclinación del terreno.

– Y otro para aquellos a los que os guste nadar. Recordad que si vais a nadar al mar, y más aún si lo hacéis a primera o última hora cuando ya no hay socorristas, debéis hacerlo de forma paralela a la costa. Si comenzáis a nadar mar adentro y sufrís algún percance (calambres, dolores, golpes de calor…) tendréis problemas para regresar a la orilla. Y, en casos extremos, podríais estar poniendo en peligro vuestra vida. Para evitar esto está muy bien, aunque no siempre se puede, seguir nuestro plan de ejercicio con un amigo, ya sabéis que entrenar acompañado es además más motivante. ¡Intentad engañar a alguien!

Ya no tenéis excusa. En la playa también podemos mantenernos en forma 🙂

¡Feliz verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *