Entrenamientos

¿Por qué incluir un fitball en nuestros entrenamientos?

¿Qué es un fitball y cómo podemos trabajar nuestra musculatura con él? Empezamos por describir lo que es un fitball: se trata de una pelota de goma o látex, de distintos tamaños que se pueden elegir en función de nuestra estatura o del tipo de trabajo que vamos a realizar.

Algunas de las cualidades que trabajamos con él son la fuerza, el equilibrio, la flexibilidad o el tono muscular y, a un nivel un poco más avanzado, para desarrollar la propiocepción (percepción de la posición de los músculos).

Es un material cómodo, asequible y que ofrece infinidad de posibilidades para aplicar a nuestro entrenamiento, con el que podemos realizar un gran número de ejercicios de fitness.

Las regiones musculares más importantes que ejercitamos con estos ejercicios son: abdomen/core, glúteo, pectoral, lumbar, las piernas (cuádriceps, isquiotibiales, abductores y aductores…). Además, con la ayuda de algún otro material como una mancuerna o una banda elástica las posibilidades que ofrece el balón se multiplican.

¿Lo ponemos en práctica?

Un ejercicio muy sencillo son las elevaciones de piernas tumbado boca abajo sobre fitball, con el que realizamos un buen trabajo de glúteo. Nos colocamos boca abajo sobre un fitball, con los brazos rectos (sin flexionar los codos) y las manos apoyadas firmemente en el suelo bajo los hombros (el brazo debe estar vertical). Elevamos las piernas rectas hasta la horizontal y, desde esta posición, realizamos elevaciones moderadas de talones manteniendo la espalda recta. Al tener una base inestable, estamos incrementando la dificultad.

Podéis ver este ejercicio AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *