Entrenamientos

Los dedos y el judo: lesiones más frecuentes

Como judoca y amante de este deporte que soy, quisiera que conocierais una de las lesiones que con más frecuencia se dan en este deporte, muy especialmente si se practica a nivel competitivo.

El Judo es un deporte muy completo que nos ayuda a conseguir un buen estado de forma física integral, ya que trabaja prácticamente todos los músculos del cuerpo. Empujar, traccionar, levantar, arrastrar…

Vamos, un sinfín de movimientos que requieren fuerza, equilibrio y coordinación.

Pero las manos son algo muy importante aquí, ya que se utilizan para agarrar el “Judogi” del contrario y así poder ejecutar una técnica de proyección. Pues bien, ese continuo y repetitivo gesto de agarre – suelta, el gesto fallido de ir a agarrar con el dedo en extensión – flexión, o el simple hecho de mantener la fuerte contracción isométrica de los músculos de las manos, llevan consigo en algunos casos, los 3 tipos de lesiones más comunes en las articulaciones de los dedos de las manos.

La primera viene provocada por la rotura del tendón de inserción del músculo flexor común profundo de los dedos, se da al forzar la extensión de las falanges. El rival provoca esta fuerza de oposición para librarse del agarre. Un ejemplo claro es un jugador de Rugby que agarra la camiseta del contrario y, debido a esta fuerza de oposición, se produce una suelta tipo “latigazo”.

La segunda, por una inflamación de la articulación, consecuencia de la irritación de la membrana sinovial y distensión de los ligamentos colaterales. Esta lesión es muy común en otros deportes como voleibol, baloncesto o balonmano, en los cuales la pelota golpea en los dedos; estos se pueden encontrar en extensión o semiflexión en el momento del golpe.

Y una tercera, la fractura del escafoides (hueso del carpo situado en la base del dedo pulgar), que suele estar asociada a la hiperextensión de la muñeca.

Los judocas evitan su aparición o agravamiento, mediante diversas técnicas de taping que ayudan a una mayor fijación de estas articulaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *