Entrenamientos

Practicar ejercicio padeciendo asma

Antes de nada, tenemos que dejar claro: Sí, es posible realizar ejercicio físico padeciendo asma.

Hace años era frecuente ver en una clase de Educación Física a un niño asmático sentado en clase sin realizar actividad física con el fin de evitar un posible ataque asmático. Esta costumbre genera problemas tanto en niños como adultos, pero en el caso de los niños va a afectar tanto en su desarrollo físico como en su crecimiento como persona.

La práctica de actividad física en un niño asmático produce un aumento de la tolerancia al ejercicio, disminuye las repercusiones del asma, favorece la disminución de ingesta de medicamentos, disminuye la falta a las clases y aumenta la sensación de integración en un grupo.

Es por tanto necesaria su práctica atendiendo a una serie de sugerencias como tomar la medicación previa al ejercicio, realizar un calentamiento adecuado, procurar respirar por la nariz y evitar ambientes fríos y secos así como realizar ejercicios intensos o de larga duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *