Entrenamientos

Correr embarazada, ¿sí o no?

¿Estás embarazada y quieres correr?

Lo primero que hay que tener en cuenta es si eres corredora habitual o no. Si es así, tu cuerpo está acostumbrado a afrontar situaciones que suponen un aumento del consumo de oxígeno por lo que el flujo sanguíneo que llega a la placenta se reorganizaría y no habria sufrimiento para el feto.

Hay que tener en cuenta, además, el tema impactos. Aquí el mayor riesgo se da en el primer trimestre, ya que es cuando se produce la implantacion del embrión y la formacion de los órganos y aparatos. Si no has tenido abortos previos, no es una fecundacion in vitro, y no es un embarazo de riesgo (hipertensión arterial, diabetes, defectos de la placenta…) no habría motivo para no hacer ese tipo de ejercicio aunque estés en el primer trimestre.

También es importante hablar de la intensidad de la carrera. Por regla general, se ha de evitar todo ejercicio físico que termine con “sobrealiento” (respiración muy exigida), ya que eso supone una disminución de la cantidad de oxígeno que recibe el feto y es potencialmente peligroso.

En cualquier caso, no olvidéis que el embarazo es diferente en cada mamá así que lo mejor es que un ginecólogo confirme vuestra situación individual. Ya os aviso que si os topáis con uno muy mayor, o que simplemente quiere cubrirse las espaldas… no os dejará precisamente correr un maratón.

Más allá de correr o no correr, y hablando del tipo de entrenamiento que puede hacerse durante el embarazo, para que las mamás disfrutéis de todos los beneficios que el ejercicio físico aporta durante la gestación, lo más importante es tener muy claro que, dependiendo de la semana de gestación en la que os encontréis, habrá unos u otros ejercicios contraindicados, y algunos especialmente recomendados.

Por todo ello, y de cara a preservar vuestra salud y la de vuestro bebé, es fundamental que comprendáis que durante el embarazo es necesario que todo vuestro entrenamiento esté planificado y supervisado por profesionales que adapten el trabajo físico a vuestras características personales y al momento en el que os hayéis.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *