Mitos

Las agujetas desaparecen tomando agua con azúcar o bicarbonato

FALSO. Después de que explicáramos hace unas semanas que el origen del dolor muscular de aparición retardada (las agujetas) procedía de las microrroturas fibrilares que tienen lugar al someter a nuestra musculatura a una intensidad del ejercicio para la que ésta no está preparada, poco debería quedar por aclarar.

Desterremos de una vez esta falsa creencia. Realizar ejercicio con las intensidades adecuadas es la única forma que existe para prevenirlas. Una vez que las tenemos no se pueden hacer milagros.

Un estudio del departamento de Ciencias Alimentarias de la Universidad de Texas comprobó que cierto antioxidante que se encuentra en el zumo de granada mitigaba el dolor y mejoraba la recuperación. Así que ya sabéis, si no habéis podido evitar las agujetas… paciencia y zumo de granada, pero nada de agua con azúcar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *