Miquel Silvestre, Retos

“Necesito estar de buen humor y el ejercicio llena mis venas de endorfinas”

Cómo entrenar viajando

Italia.

Del Mediterráneo al Lago di Garda. Mi destino para ese día: Bardolino, en la ribera sur. Llegué al atardecer y me alojé en el Hotel Sportsman porque comprobé en Booking.com que era el más barato con gimnasio. Por 48 euros podría dormir, desayunar y entrenar.

Todavía cojeo por la lesión en el gemelo que sufrí en Beziers, pero puedo ejercitar los músculos del tren superior. Tanto tiempo sin hacer deporte me pasa factura en lo físico y también en lo espiritual.

Necesito estar fuerte para afrontar los retos que me esperan, como levantar la moto o conducir muchas horas por pedregales inmundos, pero sobre todo necesito estar de buen humor, y el ejercicio vigoroso llena mis venas de endorfinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *