Miquel Silvestre, Retos

“Necesito estar fuerte para levantar la moto”

La fuerza en el entrenamiento. Aventura Samarcanda

Italia.

He pasado los tres últimos días metido en un hotel en Mestre, a doce kilómetros de Venecia. No ha sido muy divertido y ni siquiera me he acercado a la ciudad de los canales. Ya la conozco y no me gusta especialmente. Es muy bella, pero para mí es un decorado. Yo busco la vida de los vecinos y no los palacios vacíos. Vistos una vez se han visto para siempre.

En Mestre me alojo en el Green Sport Resort, un hotel confortable donde por cincuenta euros tengo cama, wifi, desayuno y lo mejor, un completo gimnasio para poder entrenar y recuperar un poco la forma perdida con tanto ajetreo en España de presentaciones y entrevistas y reuniones y luego con la rotura fibrilar sufrida en Francia y que me ha tenido sin correr una semana entera. Pero ya estoy casi recuperado y estoy corriendo de nuevo por las carreteras italianas y haciendo pesas como un poseso. Necesito estar fuerte para levantar la moto. En el Lago di Garda tuve que hacerlo y me costó más que otras veces. Como me dice siempre mi padre, el cuerpo es lo primero porque es soporte de todo lo demás. He de ser constante en el entrenamiento. Mi compromiso con la aventura no es un juego y un aventurero ha de estar fuerte. Además, bebo mucha cerveza y el ejercicio físico es el precio que he de pagar para compensar mis francachelas nocturnas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *