Reto Trainido

“Tú te comprometes a enseñarme el camino y yo a esforzarme al máximo para aprender a caminar por él…”

Cómo superarte y cumplir tus sueñosMe gustaría hablar de lo que nos mueve por dentro, de los sueños que son el vehículo para cumplir nuestros retos. Algo dentro de nosotros nos empuja a lograr un objetivo, no siempre se manifiesta de la misma manera, algunas veces surge de nosotros mismos y otras, por casualidades de la vida, nos empuja hacia ello.

Como bien menciona Antonio Pastor, uno de los entrenadores de Trainido, en esta cita de “Los pilares de la sabiduría” de T. S. Lawrence.

“Todos los hombres sueñan, pero de maneras distintas. Aquellos que lo hacen por la noche, en los oscuros recesos de la mente, despiertan por la mañana para descubrir que sus sueños fueron solo vanidad. Pero quienes sueñan durante el día son hombres peligrosos pues ellos pueden vivir sus sueños con los ojos abiertos y hacerlos posibles”.

En estos tiempos tan complicados que nos toca vivir, el deporte no sólo puede ser una vía de escape, sino que se puede convertir en un pilar de buenas sensaciones para tu vida diaria.

Después de un tiempo entrenando sabes que de la constancia, entrega y de tu esfuerzo, obtienes como recompensa sentirte satisfecho de tu mejoras. Ves y sientes tu progreso, sorprendentemente no solo físico también psicológico. El deporte nos hace luchadores contra el cansancio, la lluvia, el frío, el dolor… ¡nos enseña a disfrutar de cada meta conseguida!

En mi último triatlón sprint en Pontevedra tuve que luchar con los golpes en el agua y las subidas de gemelo en segmento de bicicleta, cada vez que aumentaba la intensidad de pedaleo se subían, pero no todo fue pelea…

Alguien que no me conocía de nada se dio cuenta de mi problema en la bici, no iba pedaleando redondo, de pronto escucho: “¡Vamos!”, me pasa y me deja ir a su rueda un rato. El deporte no sólo nos enseña a luchar, sino que también fomenta el compañerismo y la solidaridad, desde aquí le doy las gracias, ya que su gesto le honra como a cualquier persona que ve a alguien sufriendo y le ayuda.

En el segmento de carrera la cosa cambió, me sentía cómodo y pude ir aumentando el ritmo, ¡lástima que se estaba terminando!

Nunca había tenido un entrenador personal, es una sensación nueva para mí y está siendo un gran apoyo; no se limita a enviarte tus entrenamientos, también está siempre ahí para resolver tus dudas, inquietudes, para animarte.

Es como si de repente tuvieras un amigo lejano con el que puedes compartir tus experiencias, como ese profesor que todos nosotros algún día tuvimos, en el que se podía confiar plenamente, que entendía si tenías un mal día, porque siempre los hay, había como una especie de pacto, un compromiso mutuo de profesor a alumno.

“Tú te comprometes a enseñarme el camino y yo a esforzarme al máximo para aprender a caminar por él, y algún día poder disfrutar de la meta compartiéndolo con tu entrenador y todos los están a tu lado durante el recorrido”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *