Experiencias Trainido

Entrenando con Trainido: “En mi equipaje nunca faltan las zapatillas”

Conocí Trainido de causalidad a través de un retuit de algún runner, no lo recuerdo bien. Vi el perfil de twitter y de ahí pasé a la web.

Llevo tiempo tratando de cambiar hábitos, mejorar alimentación, perder peso y mejorar la forma física general. Desde hace un par de años he tratado de salir 2 ó 3 veces por semana a caminar, empezando incluso a correr, pero sin llegar a ser constante y sin un objetivo específico.

A esto se une que por trabajo viajo muy a menudo, casi todas las semanas me toca pasar dos o tres noches fuera de casa en distintos hoteles, algunos con gimnasios estupendos y otros sin ningún tipo de instalación deportiva. Vamos, todo en contra para generar hábitos nuevos y rutina deportiva.

Pensé que tener a alguien pendiente de mi evolución y que pueda plantearme un plan adaptado a mi estado físico y mi entorno de trabajo me ayudaría. Por esta razón a mediados de agosto me di de alta en Trainido, con la ilusión de comenzar el “curso” con nuevas energías y motivación.

Mi objetivo principal hasta el momento ha sido el de perder peso y adquirir constancia en el ejercicio y creo que Raúl, mi entrenador, me está ayudando bastante.

Los ejercicios que me plantea se pueden realizar en casi cualquier lugar, aunque no haya equipamiento disponible, y además desde septiembre en mi equipaje nunca faltan las zapatillas.

El hecho de que el servicio sea online y tener una aplicación disponible facilita el poder realizar las sesiones y el seguimiento desde cualquier lugar. Yo no me comunico muy a menudo con Raúl, una vez cada semana o 10 días y es por falta de tiempo, pero creo que las sesiones que me indica se ajustan bien a lo que necesito, a la vez que me impone un importante nivel de exigencia y superación.

Desde que empecé hace tres meses he bajado de peso 8 kg, cuidando la dieta, pero principalmente por la realización continua de ejercicio. Me siento mejor, he ganado en resistencia. He pasado de no poder correr más de 5 minutos seguidos a aguantar tandas de 30 minutos, aunque por el momento no tengo objetivos de distancias a cubrir. Otro ejemplo ha sido pasar de no terminar una serie de 10 flexiones a terminarlas sin problema.

Lo único que echo un poco en falta es alguna sesión presencial, una vez al mes o así. Creo que como factor motivacional sería un fuerte plus, sobre todo para aquellos que como yo estamos en fase de generar cambio de hábitos y adquirir rutinas deportivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *