Bienestar

Cómo elegir el mejor momento del día para hacer ejercicio físico

Dicen los expertos que “tenemos ciclos biológicos para muchas cosas: para el sueño, para las hormonas… incluso para la condición física”.

Hacer ejercicio y encontrar la hora óptima para realizarlo dependerá de nuestro “reloj interno” y nos ayudará a mejorar nuestro rendimiento en función también de lo que busquemos.

Las personas somos “matutinas” o “vespertinas”. Unas funcionan mejor por la mañana y otras por la noche, esto también cuenta en el ejercicio físico, pero en ambos casos se encuentran beneficios.

Es interesante saber que empezar el día con ejercicio tiene más ventajas: “Estamos en mejores condiciones físicas porque el cuerpo está descansado”, afirma Franchella, director del Programa de Actividad Física y Deporte del Hospital de Clínicas, en Buenos Aires (Argentina) y agrega que el “efecto residual, esa energía que perdura durante varias horas, hace que quede en el cuerpo una memoria de bienestar además de segregar una serie de hormonas, entre ellas las endorfinas, que contribuyen a la mejora de nuestro humor a lo largo de todo el día”.

Pero cuidado porque también pasamos muchas horas tumbados y nuestras pulsaciones decaen, de ahí que nos cueste arrancar por las mañanas, importante esperar unas 3 o más horas aproximadamente para activar a nuestro organismo, porque si lo forzamos pasaremos el resto del día dormido.

Con todo esto pasamos a la tarde, hora ideal para practicar ejercicio ya que nuestro cuerpo se encuentra a una temperatura alta y los músculos están listos para comenzar con la rutina, previendo el riesgo de lesión, especialmente es ideal para practicar ejercicios de resistencia y construcción muscular (fuerza). Los estudios coinciden que la hora idónea está en torno a las 17 y las 19 horas.

Destacar por último, que realizar ejercicio nocturno no es recomendable para aquellos que les cuesta coger el sueño, ya que proyectamos en nuestro organismo una cantidad de energía lo suficientemente alta para un cuerpo que se está preparando para dormir, lo aconsejable sería unas 3 horas antes de ir a la cama.

Pero lo importante de todo esto es practicar ejercicio, encontrar el momento oportuno y ejercitar nuestro cuerpo, los beneficios del ejercicio son tantos que solo cuenta con hacerse a la hora que sea, de manera moderada y sin exceso. Por tanto, ¡¡tú decides!!

 

 

Virginia Javaloyes Cabello

Graduada en ciencias de la actividad física y el deporte. Especialista en actividad física y calidad de vida. Cuenta con amplia formación y orientación al ámbito saludable. Experiencia en el entrenamiento personal aplicado a diferentes poblaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *