Entrenamientos

Beneficios de las máquinas elípticas

Hoy vamos a comentar una de las máquinas más comunes que podemos encontrar en los

gimnasios: las máquinas elípticas. Estas máquinas están situadas en la zona de trabajo de

cardio, y tienen una forma muy característica.

 

En estas máquinas la principal ventaja es que nunca se despega el pie de la base, por lo que

el impacto es mínimo así que nuestras articulaciones no sufrirán. Su dinámica podría situarse a

mitad de camino entre caminar y correr, y tiene dos soportes para poder acompañar el

movimiento de piernas con los brazos. Aunque no lo parezca, un trabajo con elíptica puede ser

intenso, ya que se puede regular la dureza de los pedales mediante diferentes niveles de

dificultad.

 

Las elípticas tienen muchos beneficios, entre los que se podrían destacar los siguientes:

– Alto consumo calórico. La forma característica de esta máquina hace que movamos el

tren superior y el tren inferior por igual, por lo que el consumo de calorías será

elevado al implicar todo el cuerpo en el movimiento.

 

– Tonificación más completa. De igual manera que las elípticas implican un alto

consumo calórico, también conllevan una activación muscular mayor, tanto de piernas

como de brazos y de zona core, ya que el movimiento de la pedaleada activa

prácticamente todo el cuerpo.

 

– Desarrollo del equilibrio. Aparte de ayudarnos a tonificar y aumentar nuestra

capacidad aeróbica, las elípticas también ayudan a mejorar nuestro equilibrio y

propiocepción, gracias a la constancia del movimiento y al hecho de mantener el pie

siempre apoyado en los pedales.

 

– Mínimo desgaste articular. Esta constancia de movimiento y la dinámica del pedal que

nos permite mantener siempre los pies apoyados hace que el impacto sea mínimo

sobre las articulaciones, evitando desgastes en piernas, cadera y columna.

 

Por estas y muchas razones más, las máquinas elípticas son un aparato a tener muy en

cuenta en los gimnasios, así que os animo a probarlas y a incluirlas en vuestra rutina de

entrenamiento. Ánimo!

 

Manuel Carballo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *